Con el compromiso, dedicación y trabajo social que fomenta la Prefectura de Esmeraldas, se entregaron 300 kits de raciones alimenticias a familias en condiciones de vulnerabilidad en varias comunidades de la parroquia rural de Chinca, perteneciente al cantón Esmeraldas.

De casa en casa, Samuel Célleri, Director de Acción Social, Inclusión y Partición (DASIP), junto a su equipo de trabajo, personal del GAD Parroquial de Chinca y líderes barriales, llegaron de manera solidaria con alimentos de primera necesidad a los domicilios de personas con discapacidad.

Antonio Realpe, morador del recinto Tatica, quien posee discapacidad visual, señaló que la Prefecta Roberta Zambrano, además de trabajar arduamente por la vialidad y los sectores agrícolas, apoya en estos difíciles momentos a las familias de extrema pobreza, quienes, como él, ya tienen alimentos en sus hogares.

Nelson Sandoval, líder comunitario, indicó que, con transparencia y solidaridad, la Prefectura trabaja por el bienestar de los esmeraldeños durante esta emergencia sanitaria; además señaló que, gracias a esa articulación, se ha entregado por tercera ocasión, raciones alimenticias a familias de todos los recintos de la parroquia Chinca.

Idioma