La construcción de puentes, mejoramiento de vías, acantarillas, ductos cajón, sistemas de riego, pozos profundos y adoquinados, entre otras obras civiles, han permitido la contratación de la mano de obra esmeraldeña, generando el ingreso de recursos económicos a las familias de los trabajadores.

Una importante propuesta impulsada durante la administración de Roberta Zambrano, prefecta de Esmeraldas, ha sido que, en cada obra civil que genere plazas de ocupación laboral, se tome en cuenta la mano de obra esmeraldeña, creando nuevas oportunidades.

Se estima que, en tan solo dos años de administración, más de dos mil hogares de toda la provincia han sido parte de la importante acción para el desarrollo de la provincia, integrando en por lo menos a una persona de cada familia, cuyos ingresos económicos dignos y acordes a lo que establecen las tablas salariales, permiten la compra de víveres y productos de primera necesidad, movilidad, así como el pago de bienes o servicios utilizados para alcanzar un buen vivir.

Ante la falta de fuentes de empleo en la provincia de Esmeraldas, la construcción de mejoras a la infraestructura vial garantiza la utilización del conocimiento y las habilidades de los esmeraldeños en cada proyecto.

Categorías: Vialidad

Idioma