Evitar colapsos e inundaciones en el camino vecinal que une a las comunidades de Cajonillo, 10 de Agosto, El Recreo, Puerto Balao, La 24, Tapaje y Los Vélez pertenecientes a la parroquia Malimpia, cantón Quinindé, es la tarea impuesto por técnicos de la Prefectura de Esmeraldas.

Por tal razón, se realizan trabajos de limpieza de cunetas y espaldones a lo largo de 17 kilómetros. La obra beneficiará a cientos de agricultores y garantizará la extracción de los productos agropecuarios en invierno y verano.

Carlos Sornoza, dirigente rural, agradeció a la prefecta, Roberta Zambrano por la maquinaria enviada a territorio para mejorar las condiciones de la vía.

Además, recalcó el buen trabajo de las autoridades y el compromiso de transformar la provincia.

«Los trabajos de la Prefectura de Esmeraldas nos ayudan mucho a nosotros los campesinos para afrontar la época de invierno«, enfatizó Juan Carlos Pilay, productor agrícola.

Para David Vite, la intervención en el camino vecinal es muy importante ya que en la época invernal se evitarán los estragos que deja la estación. «La Prefecta es la única esperanza que tenemos, porque siempre hemos vivido abandonados por las autoridades de turno«, acotó. 

Prefectura de Esmeraldas
Categorías: Vialidad

Idioma