La entrega de raciones alimenticias llegó hasta la Ciudadela Nuevo Muisne, con el fin de beneficiar a más de 250 familias, que, además, fueron damnificadas tras el terremoto del 16 de abril del 2016. Roberta Zambrano, prefecta de Esmeraldas, llegó hasta el sitio para encabezar la entrega de las ayudas. La acción solidaria ocurrió el 9 de julio de 2020.

A la entrega, se sumó Javier Cotera, representante del grupo que apoyó la labor. En medio del proceso, agradeció la preocupación de la actual Prefecta por llegar con ayuda, hasta cada uno de los hogares más necesitados de su cantón.

El dirigente explicó que se realizó el levantamiento de información previa, lo que permitió la entrega de manera organizada, transparente y aplicando las medidas pertinentes de bioseguridad, surgidas a raíz de la pandemia.

Santa Cotera, una de las beneficiadas con la entrega de ayudas, calificó como positiva y oportuna la acción, y aseguró que esto por lo menos le permite creer que en Esmeraldas, existe una autoridad preocupada por dar la mano a la población, en momentos de crisis.

Idioma