Alegría, es el sentimiento que invadió el corazón de Don Félix Arturo Oyarvide Sánchez, quien despertó esta mañana recibiendo una silla de ruedas, instrumento que determina el fin para tantos días postrado en cama.

A sus 85 años, don Félix manifiesta sentirse lúcido y agradece a la Prefecta Roberta Zambrano por trabajar en beneficio de los más necesitados. Cabe recalcar que, don Félix sufre de Catastrofi CA Poliatrosis degenerativa lo que impide el movimiento de sus piernas. 

Roberto Ortiz, presidente de UNAMYDESC, dijo que la misión de la Unidad de Asistencia Médica, Desarrollo y Cultura es hacer obras sociales a través del trabajo en beneficio de los más necesitados.

Categorías: UNAMYDESC

Idioma