Técnicos de la Prefectura de Esmeraldas avanzan en un 80 por ciento, con la construcción de una albarrada que servirá como reservorio de agua, la cual será utilizada para las actividades agrícolas y pecuarias en la parroquia Galera en el cantón Muisne. Más de 100 personas se van a beneficiar con esta obra, que contrarrestará la falta del líquido vital en época de sequía en la zona.

Octavio García, uno de los beneficiarios, indicó que en verano la falta de agua se convierte en verdadero inconveniente causando afectaciones a lo sembríos que existen en la zona.

Dijo sentirse satisfecho por la ejecución de los trabajos de construcción de la albarrada, por lo que agradeció a la prefecta, Roberta Zambrano

“Tenemos muchos años soportando sequía.  Esto nos obligaba a que cargar agua desde lugares muy distantes para suplir nuestras necesidades.  Por ello, le agradezco mucho a la Prefecta de Esmeraldas por acordarse de nosotros”, expresó César Gorozabel, agricultor del sector.

Gina Ríos, vicepresidenta del GAD Parroquial de Galera, destacó la preocupación que tiene la Prefecta en torno a la sequía que padece el sector, y agregó que, solo el amor motiva a Roberta Zambrano, a hacer esta obra que será de gran ayuda para los productores agrícolas y pecuarias.

Agregó que los ganaderos ya no sufrirán más los estragos de la sequía