Con la solidaridad que caracteriza a la prefecta, Roberta Zambrano, junto al equipo de UNAMYDESC adscrito a la Prefectura de Esmeraldas, se desarrolló de manera exitosa una brigada médica en la Isla San Juan de la parroquia Majúa, en el cantón Esmeraldas.

La actividad se desarrolló en las inmediaciones de la Unidad Educativa Antonio Flores Jijón, donde se brindó atención en medicina general y pediatría, mientras que, las especialidades de ginecología y odontología se atendieron en las unidades móviles, esto, para contar con la privacidad correspondiente del paciente. A todos se les realizó la donación de los medicamentos.

Para Roberta Zambrano, las acciones sociales son de suma importancia porque contribuyen al desarrollo de las comunidades, por ello, al observar a una madre de familia con su hija con la condición de labio leporino, se comprometió ayudarla para realizarle la operación y que pueda tener una infancia feliz.

Freddy Yugcha, rector de la Unidad Educativa, manifestó que esta campaña contribuye positivamente en la salud de la niñez educativa, debido a que, un niño con anemia o parasitosis tiene un rendimiento académico negativo, pero al ayudarlos con la atención y el tratamiento, se ayuda mucho a las madres de familias.

El pastor, Wilson Vargas Estupiñán, felicitó a la prefecta, Roberta Zambrano, por la acción a favor de las comunidades rurales que tanto lo necesitan, por ello, le extiendió su bendición para que continúe ayudando de manera activa a toda provincia.

Sira Bustamante, otras de las beneficiadas, expresó su agradecimiento por este gesto de nobleza. Mientras que, Víctor Toapanta, beneficiario de Majúa, destacó que esta actividad es digna de agradecer porque contar con la atención de salud y los medicamentos gratuitos es gratificante ya que muchos de ellos no cuentan con los recursos para salir hasta la zona poblada para atenderse y comprar los fármacos para su tratamiento.

Categorías: UNAMYDESC