Como complemento al proyecto de rehabilitación de los 27.5 kilómetros, de la vía Vuelta Larga -Tabiazo – Carlos Concha, la Prefectura de Esmeraldas construye seis paradas de buses, para beneficiar a los habitantes de estas parroquias rurales, ya que ahora cuentan con una moderna y mejorada carretera.

Con esta obra, se impulsa el desarrollo económico, social y turístico de estas comunidades. José Gómez Endara, residente de obra, dijo que se están ubicando 6 modernas paradas para buses, y con ello se busca proteger del sol y la lluvia a los usuarios de esta mejorada vía.

Cada una de las estructuras son metálicas, embellecidas con pintura maderada, que llevarán una cubierta de policarbonato, y la base de las banquinas será de hormigón con asientos metálicos; además, habrá espacios para publicidad.

Manuel Salazar, contratista ejecutor de las estructuras, explicó que se construyó primero la cimentación del piso con hormigón, luego se procedió a la colocación de placas, estructura metálica de la parada, mientras que la parte superior se ubicará el nombre del barrio o parroquia beneficiada.

Jéssica Jaén Arturo, habitante de la parroquia Tabiazo, se siente contenta por las obras que se están ejecutando en el sector, ya que antes se encontraban en el más completo abandono. 

Por su parte, Ernesto Jama y Ramón Chila, habitantes de Vuelta Larga, manifestaron que esta obra contribuirá a embellecer la vía y destacaron que, la prefectura de Esmeraldas sí está trabajando, por ello, felicitan a la prefecta, Roberta Zambrano, ya que es una mujer que ha demostrado estar preocupada por la zona rural.

Categorías: Vialidad

Idioma