Tareas de excavación en suelo, perfilado de taludes, y cambio de eje de la vía como consecuencia de una falla geológica, son parte de los trabajos cumplidos por ingenieros y operadores de la Dirección de Infraestructura Vial y Desarrollo de la Prefectura de Esmeraldas, en el kilómetro 11 de la vía que une a las parroquias Lagarto y Anchayacu, en los límites de los cantones Rioverde y Eloy Alfaro. Las labores buscan resolver de una vez por todas, el drama sufrido por conductores y transportistas en el tramo de aproximadamente 150 metros, afectado durante cada invierno.

Edison Tenorio es uno de los usuarios de la vía que muy pronto será beneficiado con la ejecución de los trabajos.  Explicó que, la acción representará un aporte al mejoramiento de las condiciones de vida de su familia y la comunidad, haciendo alusión a los trabajos de rehabilitación e imprimado que se llevan a cabo desde la E15, hasta la “Y” de San Francisco y Santo Domingo del Ónzole.

Según detalló Luis Valencia, usuario frecuente del trayecto, la intervención era muy necesaria, pues eran múltiples las consecuencias negativas y el riesgo que representaba para la comunidad la falla geológica agravada a consecuencia del invierno.

Para Adrián Barreiro, conductor de un vehículo de carga, la presencia de un equipo de trabajo de la Prefectura da a entender que se trabaja en la construcción de una solución definitiva a un problema nunca atendido por una autoridad provincial.

Sobre la vía, se trabaja en dos frentes de intervención y mantenimiento para mejorar las condiciones de vida de la población en sus actividades diarias

Categorías: Vialidad

Idioma