Técnicos de la Dirección de Gestión Ambiental junto a los habitantes de la comunidad Venado, situado en la parroquia Chontaduro, sembraron más de 400 plantas.

Entre ellos, chíparo, fruta de pan y sándalos, especies de protección que permitirá frenar inundaciones y desbordamientos de ríos. Esta iniciativa es impulsada por la Prefectura de Esmeraldas, con la finalidad de concientizar a la población sobre las buenas prácticas ambientales y combatir el cambio climático.

Edwin Mina, morador de la comunidad beneficiada, mencionó que es importante la reforestación en el sector para controlar la erosión en taludes de los ríos y que no se siga causando daños.

Por su parte, Ronald Loor, presidente de la comunidad Venado, agradeció a la Prefectura de Esmeraldas por demostrar el compromiso con los sectores rurales de la provincia. Señaló que, son 30 familias beneficiadas a las cuales se les entregó las plantas, realizándose la reforestación en las riberas de los ríos Chontaduro y Venado.

Felicitó la iniciativa de la Abogada, Roberta Zambrano, porque busca contribuir a la restauración del ecosistema de nuestra provincia, y a la vez es la primera autoridad que fomenta a través de varias direcciones de la Prefectura, la conservación de espacios naturales”, mencionó Darwin Benitez.

Categorías: Ambiental

Idioma