En medio de una fuerte lluvia, producto de la llegada de la estación invernal, la prefecta de Esmeraldas evaluó el estado de los seis kilómetros de la vía Piedra – San Pablo, en la parroquia Tonchigüe, del cantón Atacames. El recorrido, realizado a primeras horas de la mañana del pasado domingo 24 de enero de 2021, permitió la planificación de acciones de mejoramiento que serán ejecutadas como parte del cronograma de trabajo que, por dos meses, intensificará las labores en el sur de la provincia.

Inés Sánchez, habitante de la zona, afirmo que, durante los últimos nueve años, ninguna autoridad provincial ejecutó acciones de bienestar para ambas comunidades, salvo el trabajo hecho por la Junta Parroquial, y ahora, la visita hecha por Roberta Zambrano, prefecta de Esmeraldas marca un hito histórico en esas comunidades.

Elsa Nazareno, presidenta de la comunidad, solicitó a la Prefecta que durante la intervención de la vía también se les haga el lastrado.

Empapada por la lluvia, Roberta Zambrano, prefecta de Esmeraldas, luego de un extenso diálogo con miembros de la comunidad, se comprometió a ejecutar los trabajos de mejoramiento de la vía y dar paso a la realización de los estudios para la construcción de alcantarillas.

Los líderes dirigentes y líderes comunales reconocieron el esfuerzo hecho por Roberta Zambrano, prefecta de Esmeraldas, al trasladarse al sitio pese a las fuertes lluvias, constatando como los campesinos, productores de cacao, maracuyá y verde, tienen que transportar sus productos.

Categorías: Vialidad

Idioma