Continuando con la campaña de reforestación que se impulsa en toda la provincia, la Prefectura de Esmeraldas en coordinación con el GAD Parroquial de Tululbí y con la participación de los habitantes de la comunidad, sembraron 1000 plantas de especies maderables, con la finalidad de proteger el ecosistema.

La actividad impulsada por la Dirección de Gestión Ambiental, entregó tachos recolectores de basura y se realizó una minga para fortalecer el turismo de esta zona rural, situada en el cantón San Lorenzo.

Cristhian Quiñónez, técnico de la Prefectura, señaló que la protección del medio ambiente es responsabilidad de todos. Además, ratificó el compromiso del Gobierno Provincial para conservar y recuperar las cuencas hídricas de los ríos Palabí y Tululbí, mediante las acciones de reforestación.      

Por su parte, Pablo Segura, Vocal del GAD parroquial de Tululbí, señaló que las plantas e implementos entregados por parte de la Prefectura, permitirá mejorar las condiciones ambientales y concientizar a la población sobre la importancia de vivir en un sector que protege, se preocupa y cuida a la naturaleza.

Me siento contenta por haber participado en la minga, es espectacular que las instituciones se unan y trabajen para contrarrestrar los efectos del cambio climático”, manifestó Sonia Camacho, moradora de la comunidad.

Categorías: Ambiental

Idioma