Se retomaron los trabajos de limpieza, mantenimiento, lastrado, minado de material y cascoteo, de la vía Playón – Venado. En total, son 2 kilómetros los intervenidos por maquinaria de la Prefectura de Esmeraldas, a cargo de la Dirección de Infraestructura Vial. La acción de mejoramiento se ejecuta en comunidades pertenecientes a la parroquia Chumundé, en el cantón Rioverde.

Jéfferson Antonio Tenorio Peña, motociclista, dijo sentirse satisfecho ante el cumplimiento de los trabajos, que llegan luego de más de diez años de abandono total de las administraciones anteriores.

Carlos Montaño, es agricultor. Él, celebró la aplicación de los trabajos, que además de bienestar, le generarán menos complicaciones económicas, al no tener que pagar sobreprecios por la carga, transporte y comercialización de los productos cosechados.

Esther Góngora, madre de familia, recordó la engorrosa situación que tenían que pasar jóvenes, campesinos y estudiantes, para poderse movilizar. Complicaciones que espera, queden atrás.

Finalmente, Sebastián Rodríguez, comerciante de productos, elogió el gesto mostrado por la Prefectura Esmeraldas y la administración de Roberta Zambrano, interesada en promover un cambio para la comunidad rural de Chumundé.

Categorías: Vialidad

Idioma