Una vez cosechada, filtrada y decantada la miel, los miembros de la Asociación Artesanal «Chucaple» proceden al envasado y etiquetado del producto en diferentes presentaciones, para luego ser comercializada dentro y fuera de la provincia. 

La Prefectura de Esmeraldas, apoyó a este proceso organizativo y económico con la entrega de kits de apicultura, con mesa desoperculadora, centrífuga, 30 colmenas con su material vivo e implementos como ahumadores, palancas y trinches de apicultura. 

Además, por intermedio de nuestro aliado estratégico Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) se donó el tanque decantador de 100 kg.

Manuel Morales, miembro de la Asociación, dijo que la producción se debe al buen manejo de las colmenas, por lo que, tres veces al año, cosechan la miel y pasan por un proceso de purificación.

Morales, reconoció el apoyo dado por la Prefectura de Esmeraldas hacia la organización, que les ha permitido salir adelante. Las presentaciones son de un cuarto, medio y un litro.

Nosotros como mujeres y con el acompañamiento de los compañeros varones, hemos trabajado de manera conjunta para conseguir afianzarnos en nuestro emprendimiento”, indicó Ruth Hurtado, socia activa del grupo de emprendedores. 

Mientras que Trífilo Canchingre, otro de los participantes de la producción de miel, expresó que el estilo de vida de él y de todos los miembros ha cambiado para bien.  «Mi estilo de vida ha mejorado a través de estos proyectos productivos» agregó 

El técnico de Fomento Productivo de la Prefectura de Esmeraldas, Raúl Quintero, indicó que el resultado del trabajo organizativo tiene buenos frutos, ya que aporta a la dinamización económica de los integrantes y, es socialmente responsable con el medio ambiente del sector donde se ejecuta el proyecto apícola. 

Idioma