La prefecta, Roberta Zambrano, junto al ingeniero José Luis Sampietro, quien lidera un grupo de jóvenes profesionales voluntarios, realizó la entrega de 150 máscaras faciales a representantes del Ministerio de Salud Pública en la provincia. El objetivo, es proveer de esta herramienta al personal médico y de enfermería que cumplen la tarea de luchar contra el coronavirus, en hospitales y casas de salud de la provincia de Esmeraldas.

El ingeniero Sampietro, dijo que las personas que están en primera línea de acción de urgencias se protegerán con estas mascarillas. Destacó el apoyo de la Prefectura de Esmeraldas y de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, sede en Esmeraldas (PUCESE).

Pidió a los ciudadanos que se sumen a esta iniciativa. «Tenemos la capacidad para producir 60 mascarillas por hora, solo tenemos que unirnos para fortalecer esta acción a favor de los profesionales de la salud», agregó.

Karina Estupiñán, directora encargada del Hospital Delfina Torres de Concha, agradeció a la prefecta, Roberta Zambrano y a los profesionales por la donación que servirá para afrontar la emergencia que vivimos en el país. Antonia Abad, estudiante del último semestre de medicina en la Universidad Católica en Quito, indicó que gracias a la Prefecta de Esmeraldas es posible entregar las máscaras faciales. “Esto ayudará a controlar el contagio y que la situación no se escape de las manos, como en otras ciudades”, dijo.

«Me uní a las ganas de ayudar de los jóvenes profesionales«, manifestó la prefecta Roberta Zambrano. También se refirió el aporte que se le dio con una Unidad Móvil de Salud, para fortalecer la atención médica para los esmeraldeños.

Decirles a los ciudadanos que hemos pasado por momentos y eventos difíciles, pero de esta salimos porque salimos”, recalcó la autoridad provincial.

Idioma