Prefectura de Esmeraldas, realizando limpieza y rehabilitación de dos alcantarillas en la vía de Unión Manabita.

La Prefectura de Esmeraldas continúa la atención de emergencias registradas en la provincia desde el pasado mes de enero, producto de las fuertes lluvias que ocasionan daños a la infraestructura vial, generando retrasos y complicaciones en la movilidad de los habitantes, así como también el transporte de productos cosechados en cinco comunidades la zona rural del cantón Quinindé, provincia de Esmeraldas.

Puntualmente la atención emergente se centró en la limpieza y rehabilitación de dos alcantarillas que, por su taponamiento, amenazaron con afectar el anillo vial Unión Manabita, Mirador y también en el anillo vial que comprende el camino vecinal Unión Manabita, Macayare, Cinco de Agosto, en la parroquia Malimpia.

Edwin García, presidente de la comunidad Unión Manabita, reconoció los trabajos ejecutados en territorio, una vez que se presentaron los oficios para la atención de las emergencias detectadas.  

Mary Loor, describió que lo ocurrido generó gran preocupación entre la población, producto del impacto que trajeron consigo las torrenciales lluvias.  Héctor Peñaherrieta presidente del comité vial Unión Manabita, agradeció la oportuna atención brindada por Roberta Zambrano al frente de la Prefectura, evitando que se registraran consecuencias mucho más graves, al tener una respuesta inmediata.

Sin embargo, los trabajos continuarán en estos sectores de la provincia, en vista de que el temporal invernal aún no termina.

Categorías: Vialidad

Idioma