Dixon Cobeña, cría ganado en la comunidad Belén del Dógola, que pertenece  a la parroquia Rosa Zárate del cantón Quinindé. Por más de 20 años se ha dedicado a esta profesión, la cual ha sido el sustento económico del hogar.

Se encuentra muy felíz porque 15 de sus reses quedaron inseminadas gracias al apoyo de los técnicos de la Dirección de Fomento Productivo.

Agradezco eternamente a la Prefecta Roberta Zambrano por apoyar a los productores a tener una mejor genética del ganado, este proceso ayuda a obtener una mejor raza y aumentar la producción de leche, dijo.

La Prefectura de Esmeraldas apoya a los pequeños y medianos productores, implementando las Escuelas de Campo, donde se brindan estrategias de ganadería sostenible.

Luis Quiñonez, médico veterinario, indicó que la inseminación artificial mejora el rendimiento del ganado, por tal motivo, este proceo Incrementará la productividad, lo que permitirá producir mejor leche y carne.

Idioma