Alegría fue lo que se vivió en la Fundación Bruno y Ader, ubicada en la parroquia Rosa Zárate del cantón Quinindé; la Prefectura de Esmeraldas a través de UNAMYDESC entregó tres sillas de ruedas en óptimas condiciones, listas para ser usadas por los adultos mayores que viven en este centro.

El 7% de la población en Ecuador corresponde a los adultos mayores, el 53% corresponde a mujeres y el 47% restante corresponde a hombres. Por otro lado, la situación económico – social perjudica y aísla a este grupo humano convirtiéndolo en una población vulnerable.

Ante esta situación, Roberto Ortiz, presidente de UNAMYDESC, hizo una invitación para que las personas con discapacidad física busquen apoyo a través de un oficio dirigido a la Unidad de Asistencia Médica, Desarrollo Social y Cultural; mientras que Alicia Guadamud, presidenta de la Fundación Bruno y Ader, agradeció a la Prefecta Roberta Zambrano por la colaboración brindada para el bienestar de los adultos mayores.

Categorías: UNAMYDESC

Idioma