Haciendo un balance de su gestión, la prefecta de Esmeraldas, Roberta Zambrano Ortiz, manifestó que, durante apenas 24 meses que tiene su administración, la reactivación económica y turística de Esmeraldas sigue siendo una de sus principales metas; metas que según afirmó recientemente, constituye un reto enorme, debido a la acumulación de necesidades que tiene el territorio esmeraldeño, tras 14 años de una administración provincial que, según dijo, “no presentaba proyectos y mucho menos construía las obras si nos le daban la plata a ellos para manejarla”.

Por esta y otras razones, la actual Prefecta de Esmeraldas, Roberta Zambrano Ortiz, señaló que, el desconcierto generalizado entre la población campesina a causa de las múltiples necesidades, la motiva a trabajar en la recuperación de la confianza de los esmeraldeños, mediante la ejecución de proyectos de calidad, para dejar atrás un pasado triste.

Pese a sufrir un nuevo recorte presupuestario, que en total asciende a los 7 millones de dólares y las consecuencias de la pandemia, indicó seguir gestionando el financiamiento de obras, acciones o proyectos que contribuyan al desarrollo, y en lo que respecta a sus competencias, la intervención de la red vial rural de segundo y tercer orden con más de 2 mil kilómetros a su cargo, con un equipo caminero que ya requiere un fortalecimiento.

Para ello, destacó el diseño de proyectos y su presentación a instituciones públicas, financieras, o carteras de estado, bajo la firme convicción de ayudar a sacar la provincia del subdesarrollo

Categorías: Turismo

Idioma