Las primeras lluvias del invierno afectaron severamente a la vía Cupita – Lajero, ubicada en la parroquia La Unión del cantón Quinindé. Maquinaria de la Prefectura de Esmeraldas, fue movilizada a la zona, debido a que se presentaron deslaves que amenazaban con cerrar el tráfico vehicular.

Oswaldo Vivar, presidente de la Comisión de Obras Públicas de la Junta Parroquial de La Unión, agradeció la intervención oportuna de la Prefectura para evitar que la vía se cierre y perjudique a cientos de campesinos que habitan en este sector.

Edgar Guerrero, presidente de La Unión, detalló que las primeras lluvias han llegado con mucha fuerza afectando severamente a las vías secundarias del sector rural de la parroquia La Unión, por lo que, se pidió ayuda a la prefecta Roberta Zambrano y la maquinaria fue desplazada de manera oportuna.

Mientras que, Gonzalo Cevallos, habitante de la zona, aseguró que producto de las lluvias han ocurrido varios deslizamientos de tierra y que la vía aún está transitable, gracias a la oportuna intervención de la Prefectura de Esmeraldas que acudió, inmediatamente después de que se emitió el llamado de auxilio.

Categorías: Vialidad

Idioma