La excavación y cimentación de las bases de uno de los dos nuevos puentes sobre el río Chontaduro, dejará atrás el peligro y la inestabilidad que representan las viejas construcciones de madera, utilizadas por más de 20 años para el traslado de cargas desde el interior de la parroquia Chontaduro, en el cantón Rioverde.

Detalles técnicos entregados por Sandro Zamora, contratista de la obra, explican que ambos puentes (uno en el recinto Papayal y otro en el recinto Partidero), tendrán la capacidad de soportar hasta 48 toneladas de carga, acorde a las necesidades de la población.

Zamora, detalló que los trabajos durarán 4 meses y que han empleado mano de obra local adicional al personal técnico calificado que construye ambas infraestructuras, de manera segura y resistente.

Zagalo Cedeño, habitante por 37 años de la zona, afirmó que la obra pondrá fin a toda una historia de preocupaciones y necesidades por parte de los agricultores.

Categorías: Vialidad

Idioma