Construcción del puente que une las comunidades Chachis de Naranjal y Guayacana en la parroquia Malimpia

Tras 12 años de promesas incumplidas por la administración anterior, hoy el puente que une las comunidades Chachis de Naranjal y Guayacana en la parroquia Malimpia, del cantón Quinindé, casi es una realidad. La obra ya tiene un 80% de avance y en los próximos días se espera su inauguración. La Prefecta, Roberta Zambrano, cumple con sus promesas de campaña.

Abandono y olvido, son palabras que definen la situación de la comunidad chachi en los últimos años. Hombres, mujeres y niños ahora podrán trasladarse sin dificultad. Esta obra renueva la esperanza para los habitantes de esta zona.

José Quiñonez, morador de este sector, dijo que por primera vez en territorio chachi se realiza una obra de gran magnitud, mientras que Garida Añapa, habitante de esta zona, destacó que al fin podrán trasladarse sin dificultad.

Categorías: Vialidad

Idioma