Trabajadores y dirigentes de la Refinería, de Autoridad Portuaria de Esmeraldas y la Prefecta Roberta Zambrano, ofrecieron la mañana de este jueves 8 de agosto, una rueda de prensa conjunta para denunciar las intenciones del Gobierno Nacional de cerrar la Refinería y de privatizar el Puerto Internacional de Esmeraldas, para lo cual llamaron a la conformación de un Comité Cívico que defienda los intereses de la provincia.

La Prefecta, Roberta Zambrano, dijo estar en completo desacuerdo con el cierre de Refinería y ofreció públicamente su respaldo a los trabajadores a quienes invitó para que se sumen al nuevo Comité Cívico.

En el tema de Autoridad Portuaria, la Prefecta aseveró que se pretende arrebatar a los esmeraldeños de uno de sus íconos emblemáticos y a su vez, eliminar a las 2 únicas empresas estatales que generan trabajo para los esmeraldeños.

“Yo soy Prefecta de la provincia de Esmeraldas, mi deber es velar por el bienestar de todos, en los 7 cantones, y no voy a permitir que se nos pretenda arrebatar las dos únicas fuentes de ingresos para los esmeraldeños. Por eso convoco al pueblo, a los colegios de profesionales, a los alcaldes, a los maestros, a los dirigentes barriales, a los presidentes de los Gobiernos Parroquiales, a las amas de casa, a todos, para que asistan este jueves 15 de agosto al Teatro Cívico Tácito Ortiz para conformar el Comité Cívico”, dijo.

“Todos los Gobiernos que han pasado tienen una deuda histórica con la provincia de Esmeraldas. Estamos en contra de la contaminación que genera esta planta, pero no estamos de acuerdo con el cierre de la planta, ya que esto va a dejar en la calle a casi 12 mil familias, con eso nunca estaremos de acuerdo”, enfatizó.

Miller Quiñónez, ex dirigente de los trabajadores petroleros, llamó a la unidad de todos los esmeraldeños para defender a la planta petrolera ya que de la Refinería dependen directa e indirectamente miles de familias esmeraldeñas.

“Vamos a ver quiénes están de acuerdo con las privatizaciones y quiénes están junto al pueblo”, dijo el dirigente petrolero.

Los trabajadores petroleros dicen que la solución es invertir en un plan para mitigar los efectos contaminantes de la planta.

“Sabemos que hay contaminación, pero los esmeraldeños no somos los culpables, sino los directivos de la empresa que no han invertido en prevención”, dijo.

Jefferson Villavicencio, secretario del Comité de Defensa de los trabajadores de Autoridad Portuaria, dijo que las políticas públicas buscan afectar a los esmeraldeños. “Como trabajadores rechazamos este tipo de políticas anti obreras y no nos pueden quitar el derecho al trabajo”, agregó.

Categorías: Noticias

Idioma