La dirección de Fomento Productivo de la prefectura de Esmeraldas, la Unión Europea y el Ministerio de Agricultura, desarrollaron la mesa integral de cacao en las instalaciones de la Asociación de Productores de Cacao Orgánico en el cantón Atacames.

Medidas fitosanitarias, plan nacional de gobierno, semillas nativas, cacao nacional fino de aroma y la participación mancomunada de los gremios cacaoteros fueron los principales temas tratados en este encuentro que contó con la aportación de varias organizaciones no gubernamentales como la Corporación Esmeraldeña para la Formación y Desarrollo Integral (CEFODI) y Fundación Maquita.

El cacao esmeraldeño se encuentra entre los mejores del mundo. La hacienda Costa Esmeraldas ubicada en Same, ha sido premiada dentro de las que producen los cincuenta mejores cacaos del planeta. Cristian Marlin, delegado de la Unión Europea, manifestó que su función es apoyar al gobierno nacional para un plan de mejora competitiva del cacao y sus derivados.

En el mismo orden, también existen organizaciones encargadas de monitorear un comercio justo para los productores del cacao. Así, Betty Brambilla, gestora territorial de la Fundación Maquita, señala que el principal fin de esta ONG es ayudar al progreso de las familias cacaoteras.

Carlos Bastidas, técnico de Fomento Productivo de la prefectura, señala que el objetivo primordial de la mesa de trabajo es que los principales actores de la producción cacaotera consoliden su espacio de producción y comercialización, dando un adecuado proceso de tratamiento al producto que abarca alrededor de 75.000 hectáreas en toda la provincia.

Idioma