Son cerca de 12 kilómetros desde la E20, los que son sometidos a trabajos de reconformación, desbroce de maleza y limpieza de cunetas. Las labores son ejecutadas por maquinaria de la Prefectura de Esmeraldas, de manera coordinada con dirigentes de la junta parroquial de Chura.  Estos trabajos permitirán mejorar las condiciones de movilidad por esta zona, aledaña a la parroquia Viche en el cantón Quinindé.

Gonzalo Bravo, vocal de la Junta Parroquial de Chura, explicó que para la obra se emplea una motoniveladora del Gobierno Provincial y una retroexcavadora del GAD parroquial, equipos que son utilizados para el mejoramiento y traslado de material, que facilite la mejora del camino por el que diariamente transita cerca del 50% de la población.

Anthony Adrián, uno de los tantos motociclistas que diariamente se movilizan entre Chura y Viche, opina que los trabajos facilitarán el traslado desde y hacia ambas parroquias, logrando reducir el tiempo del recorrido y el desgaste de su vehículo.

Dijo que la prefecta Roberta Zambrano, es la única autoridad que sigue preocupada por cumplir sus competencias y mejorar las condiciones de vida del sector campesino de Esmeraldas.

Categorías: Vialidad

Idioma