Puente sobre el estero Naranjal en el cantón Quinindé

Fueron 12 años de espera y accidentes nefastos, los que habitantes de 5 comunidades pertenecientes a la etnia Chachi en la parroquia Malimpia, del Cantón Quinindé, tuvieron que esperar para ver hecha realidad la construcción del puente sobre el estero Naranjal, cuya planificación, diseño y ejecución fue realizada completamente en la administración de la Prefecta Roberta Zambrano, para beneficiar a más de siete mil personas de la comunidad.

A bordo de su camión, Rubén Pin, quien circulaba por el lugar, mencionó que con esta obra aumenta la motivación para ejercer de mejor manera su actividad comercial. “Esta obra dignifica y genera una mejor calidad de vida”, expresó.

Luis Quiñones, un comunero del lugar, dijo que ahora será mucho más sencillo y ágil el transportar pesadas cargas o movilizar de forma más segura a enfermos o heridos, se movilizaba en su motocicleta, hizo un alto en el camino para expresarnos que la construcción del puente que tiene una capacidad para soportar hasta 47 toneladas “los tiene muy contentos”, haciendo más sencillo y ágil

Lo mismo opinan Silvia Tapuyo y María Herlinda San Nicolás; ambas mujeres de la comunidad, quienes narraron que, antes les tocaba cruzar el estero Naranjal en peligrosas balsas. “Eso es cosa del pasado, ahora tenemos un moderno puente que soporta hasta 47 toneladas de peso”, expresaron.

Categorías: Vialidad

Idioma