En la parroquia La Unión del cantón Atacames, existen dos poblados: Santa Teresa y Cacao. En estos lugares, la población vive de la ganadería y la agricultura. Sus principales cultivos son cacao, maracuyá, mandarina, limón y yuca. El invierno azota fuertemente a estos sectores alterando gravemente su cotidianidad y destruyendo los caminos que conectan a estos vecindarios; perjudicando el comercio y la movilización de sus habitantes.

Como parte del cumplimiento de sus promesas de campaña, la Prefecta Roberta Zambrano, dispuso la rehabilitación del camino vecinal a lo largo de 5.8 km de longitud que conecta los recintos: Santa Teresa, Tazone y Cacao. El rodillo liso y la motoniveladora son las maquinarias que realizan trabajos de limpieza y lastrado en la vía.

En consecuencia, la Prefectura se encuentra en la etapa final de la construcción de una alcantarilla de 12 metros de longitud y 4000 milímetros de diámetro que une a las poblaciones de Cacao y Cupa. Además, se está finalizando la fabricación de tres sumideros de 1200 milímetros de diámetro en diferentes tramos de la vía Santa Teresa- Cacao. La principal función de las alcantarillas es drenar el agua producto de las fuertes lluvias.

El ingeniero, Alejandro Rodas, superintendente de la obra, manifiesta que este trabajo tuvo inconvenientes por la etapa invernal, sin embargo, está próxima a inaugurarse.

Aura Figueroa, moradora de este sector, manifiesta que anteriormente la vía en mal estado imposibilitaba realizar el comercio de sus productos ocasionando pérdidas irreparables y reconoce el buen trabajo de la prefecta.

Categorías: Vialidad

Idioma